top of page

Niños en casa: los elementos de seguridad que no deben faltar en tu hogar para prevenir accidentes

Actualizado: 29 jun

El hogar es el lugar dónde los niños pasan la mayor parte de su tiempo. Es por esto que es importante adecuarlo y equiparlo correctamente con los elementos de seguridad necesarios para protegerlos de lesiones e incluso de accidentes fatales.


Los invitamos a un recorrido por todos los rincones de un hogar, sus potenciales accidentes y cómo prevenirlos:


  1. Enchufes y cables Los niños, particularmente los niños pequeños, experimentan choques eléctricos cuando muerden los cables eléctricos o insertan objetos metálicos como tenedores y cuchillos en enchufes desprotegidos o aparatos eléctricos. La mejor forma de prevenir las lesiones eléctricas es cubrir todos los enchufes, asegurarse de que todos los cables estén debidamente aislados, esconder los cables para que su hijo no los alcance y proporcionar supervisión de un adulto siempre que haya niños en un área en donde puedan haber posibles riesgos con la electricidad.








Recomendamos el uso de una tapa protectora cubre tomacorriente.


2. Escaleras y accesos

Los niños a partir de los 6 meses empiezan a gatear, y comienza una etapa de curiosidad y movimiento. Es importante ofrecerles un espacio para que puedan desarrollarse y expandir sus movimientos, siempre y cuando se bloqueen los accesos a escaleras o puertas que puedan ponerlos en riesgo.







Recomendamos bloquear estos accesos y dividir espacios con puertas retráctiles y de cualquier tipo, que tengan trabas anti-niños pero que sean de fácil y rápida apertura para los adultos.


3. Esquinas

Los muebles, las mesadas, las mesas ratonas, suelen tener esquinas filosas, duras y en punta que se vuelven enemigos silenciosos de nuestros niños pequeños y no tan pequeños también. Los niños deambulan, exploran y reconocen a través del tacto y la boca. Por eso, la idea no es limitarlos y quitarles esta posibilidad dejandolos en un corralito o espacio limitado, sino protegiendo lo que puede dañarlos en favor de su libertad de explorar y tu tranquilidad.

Para esto recomendamos los esquineros para todos los muebles y esquinas que puedan lastimarlos.


4. Balcones, ventanas y espacios expuestos al vacío

El accidente fatal más frecuente en el hogar es la caída de niños desde balcones, ventanas u otros espacios en altura. Los balcones son por excelencia un espacio de recreación dentro del hogar, donde los niños pueden jugar, estar expuestos al aire y sol. En ellos pueden pasar mucho tiempo, incluso sin supervisión. Por eso es necesario instalar dispositivos de protección anti-caídas.












Recomendamos instalar redes de protección, ya que las rejas además de obstaculizar visualmente, dificultan el acceso de los bomberos o el auxilio en casos de emergencia.

Las mallas de seguridad monofilamento transparentes deben ser sometidas a pruebas de esfuerzo que aseguren su resistencia. Los sistemas que reciben la red con fijación continua, rombo por rombo, aseguran una sujeción completa y garantizan que la respuesta de la red ante el impacto sea la más eficiente.


Estos son algunos de los posibles accidentes que pueden suceder en el hogar, y las soluciones a los mismos que recomendamos. De todos modos, sugerimos no dejar los niños sin la supervisión de un adulto.


Esperamos que este material les sea de utilidad y que toda la familia pueda disfrutar del hogar y todos sus espacios con tranquilidad.



3 visualizaciones0 comentarios

Σχόλια


bottom of page